comunicación marketing producción

GTAV, EL JUEGO DE LOS 200 MILLONES DE EUROS

Grand Theft Auto V
Escrito por Jon Llaguno

Grand Theft Auto V

A escasos días del lanzamiento mundial de uno de los títulos más esperados de los últimos años, la maquinaria de marketing de Rockstar sigue su curso, filtrando esta vez los costes de producción, desarrollo y comunicación de ese gigante superventas que será Grand Theft Auto V (GTAV).

Para los profanos, decir que la saga GTA sentó las bases del género conocido como “sandbox”, un mundo abierto  en el que el jugador cuenta con plena libertad de acción y movimiento, dentro de los límites que establece la línea argumental o la propia dinámica del juego. Habitualmente, cada nueva entrega de la saga ha supuesto un “reseteo” en el sector: es el elemento comparativo de referencia para el género. Digamos que es como un barrido; van saliendo grandes juegos tipo “sandbox” hasta que lanzan un nuevo GTA y los tumba a todos.

Pues bien. La criatura ha costado la friolera de más de 200 millones de euros. Como era de esperar, muchos medios (principalmente generalistas) se han rasgado las vestiduras con las cifras y costes de desarrollo, aunque no es un dato especialmente llamativo viniendo de nuestro sector, donde se han conocido costes de desarrollo como el anterio GTA (más de 100 millones) o Star Wars: The Old Republic (más de 150 millones). Para recuperar esta inversión, dicen que Rockstar necesita vender unas 4 millones de unidades, aunque han apostado a caballo ganador, permitiéndose el lujo de lanzar el título en las actuales plataformas, cuando las nuevas serán lanzadas pocas semanas después. Se estima que el juego venda 25 millones de unidades a nivel mundial, por lo que esos 200 millones de inversión en desarrollo darán sus frutos, siendo sin duda el juego más vendido de la inminente campaña navideña. Digamos que, haciendo una comparación muy básica, es como patrocinar al equipo Red Bull de F1; sabes que van a ganar y hay muy poco riesgo en la inversión.

Grand Theft Auto V

Rápidamente se han elaborado comparativas con producciones de cine como Superman o Los Vengadores, ambas con presupuestos en torno a los 200 millones, que obtuvieron unas “ventas” de más de 1.000 millones, tratándose de conocidos superhéroes. Señores, aquí no hay grandes estrellas a las que pagar caché. No hay viajes de equipos masivos de producción por medio mundo ni parones que cuestan millones por las inclemencias del tiempo. Aquí lo que se paga, entre otras cosas, es el sueldo de más de 300 personas que trabajan a destajo durante cinco largos años para que disfrutemos en nuestras casas de una pequeña joya. Un trabajo de pico y pala, programación, diseño, comunicación, producción y gestión de miles de horas. Un trabajo de profesionales de diferentes sectores que se afanan en dar lo mejor de sí mismos para regalarnos meses de diversión y entretenimiento (algo que no puede ofrecer ningún otro sector, por cierto).

Cinco años, que se dice pronto, para elaborar uno de los mejores títulos de la generación en los que se ha invertido en la calidad de las texturas, nuevas técnicas de programación, mejora de motores gráficos, un elaborado guión, desarrollo, creatividad y multitud de elementos de los que beberán los juegos venideros. Una inversión en un juego al fin y al cabo, sí; pero también una inversión en el futuro de la industria en cierto modo… No digo que no me parezca desorbitado y más teniendo en cuenta la situación actual de crisis a nivel mundial, pero sí me parece justificado.

Es posible que me caiga algún palo por el texto y la defensa de ese “pastizal” y agradecería todo tipo de opiniones aunque, si tuviese 200 millones para el próximo GTA, bien a gusto los pagaba.

Acerca del autor

Jon Llaguno

Profesional de la comunicación y el marketing estratégico en el sector de los videojuegos, el ocio electrónico y los esports. También me gustan las películas de superhéroes, cocinar de vez en cuando y gritar "¡BANZAI!" cuando estoy solo.

2 comentarios

Venga, anímate y deja un comentario ;)