comunicación gestión interna marketing producción

Herramientas de financiación para desarrolladores de videojuegos

Financiación para desarrolladores de videojuegos.

Volvemos de los excesos navideños y seguro que muchos de vosotros habéis empezado el año con energía, con la intención de sacar adelante ese proyecto que siempre os ha rondado la cabeza. Cuentas con el equipo y conocimiento necesarios aunque siempre falta ese “alguien” que pague la fiesta…

Como sabes, todas las grandes superproducciones en videojuegos (denominadas “AAA”) suponen un importante gasto por parte del estudio de desarrollo que habitualmente es cubierto por inversores (que pueden ser empresas, publishers o sencillamente gente con pasta…), tanto internos como externos. En tu caso, aunque no vayas a desarrollar un triple A por el momento (que todo llegará), también deberás hacer frente a los costes que supone involucrarse en el desarrollo de un videojuego. Para ello, quiero que veas brevemente las herramientas básicas de financiación que puedes encontrar en la actualidad. Es cierto que este es un tema sobre el que convendría hablar largo y tendido, pero me basta con que te hagas una idea de las opciones a través de un breve acercamiento.

En primer lugar y antes de lanzarte a buscar financiación externa, es importante que conozcas las necesidades a cubrir a través de la elaboración de un proyecto o plan de negocio, ya que no es lo mismo necesitar mil euros para elaborar un juego para móviles en un garaje que cien mil con los que pagar solo el motor gráfico. Nunca he sido amigo de elaborar larguísimos planes de negocio, aunque sí deberías recoger en un documento breve (que deberás presentar a los posibles inversores) las respuestas a las siguientes preguntas:

  • Quiénes sois y qué hacéis
  • Trabajos desarrollados
  • Qué tenéis, qué necesitáis y para qué (personal y materiales)
  • Cuál es vuestro objetivo y cómo vais a conseguirlo
  • Cuál será la evolución del estudio

Básicamente, se trata de que el inversor sepa qué se va a hacer con su dinero a través de un documento que refleje esas intenciones. Como ves son cuestiones muy básicas y fáciles de responder, aunque será mejor que lo resumas todo en una sola página al inicio del documento ya que, en muchos casos, los posibles inversores no tendrán mucho tiempo para leerse un documento muy largo. Un proyecto sólido y bien estructurado abre más puertas de las que imaginas; casi tantas como una sonrisa 😉

tim_schaffer

 

El dinero no va a mejorar tu creatividad, pero sí va a permitir que te centres en desarrollarla.

Bien. Ya tenemos claro que necesitamos dinero y para qué. Ahora solo nos falta saber a quién pedírselo… ¡Pues vamos a ello! Aunque parezca mentira dada la actual situación de los diferentes mercados, debida en parte a la crisis actual, es un buen momento para buscar financiación al margen de las vías tradicionales (bancos y subvenciones), gracias en parte a las nuevas herramientas de financiación colaborativa (crowdfunding) que han aparecido en los últimos tiempos. Veamos, por tanto, cuáles son las principales vías de financiación que podrás encontrar en la actualidad.

 

Tu propio bolsillo

Qué cosas, ¿no? Hablamos de financiación y lo primero que te digo es que pongas tú la pasta… Pues sí, damas y caballeros; así funciona esto. No digo que debas vender tu casa para financiar el desarrollo, pero si a mí me piden que invierta en algo quiero ver que esa persona ha apostado por el proyecto a nivel personal. Ya sea con dedicación absoluta, colaboraciones, esfuerzo o tus propios ahorros, tú debes ser la primera persona que apueste por esto. Todo lo que seas capaz de financiar por ti mismo no dependerá de nadie más, ahorrándote muchos quebraderos de cabeza tanto si las cosas van bien como si van mal.

 

Préstamos

Una de las primeras cosas que se nos pasa por la cabeza a la hora de buscar financiación es la opción del crédito bancario. Tenemos la mala costumbre de acudir siempre a los bancos a pedir dinero y, tal como están ahora las cosas, conseguir un préstamo se ha convertido en un objetivo muy complicado. Piensa que cuando un banco te presta dinero realmente se lo estás comprando a un precio muy alto, por lo que es importante considerar la posibilidad de que las cosas vayan mal y qué solución tendrías en ese caso, ya que las entidades bancarias no entienden un “al menos nos hemos divertido”. Tal como comentamos en una entrada anterior, el banco no es tu amigo.

 

Subvenciones

Sí, es cierto que con los recortes el volumen de subvenciones y ayudas ha descendido notablemente en todos los sentidos… No obstante, se han abierto nuevas vías de ayuda a través de las administraciones, así como préstamos a fondo perdido y subvenciones para proyectos de base tecnológica. Este no es lugar en el que plasmar todas las posibilidades que puedes encontrar, pero te invito a que te informes a todos los niveles, haciendo zoom desde instituciones nacionales hasta ayuntamientos locales, pasando por ministerios, convocatorias autonómicas, diputaciones y todas las entidades gubernamentales que puedan apoyar iniciativas tecnológicas. Eso sí; tendrás que cambiar un poco tu discurso y no vender un videojuegos, sino una “herramienta de entretenimiento y formación que potencie el desarrollo psicológico y las habilidades sociales” (por ejemplo). Ninguna institución te va a financiar un clon de Battlefield actualmente.

 

Crowdfunding tradicional

Pensamos que el crowdfunding es algo muy novedoso, cuando en realidad llevamos toda la vida pidiendo dinero a nuestros allegados para alcanzar nuestros sueños. Si nuestros familiares y amigos no creen en nosotros, ¿quién lo hará? En este sentido es muy importante no venderles humo y dejar las cosas muy claras, ya que la relación con un inversor o entidad bancaria se puede romper, pero la familia debería estar por encima de cualquier proyecto.

SHUT-UP-TAKE-MY-MONEY-620x348

 

Crowdfunding profesional

Hablemos ahora de las herramientas de financiación colaborativa que existen en la actualidad. Como sabes, se trata principalmente de páginas web en las que cuelgas tu proyecto o juego a desarrollar (con todos los detalles, capturas, vídeos e información que puedas), fijar una cantidad mínima a partir de la cual se podría llevar a cabo le desarrollo y, a partir de ahí, cruzas los dedos (y haces toda la campaña de comunicación que puedas) para que la gente apueste por tu proyecto y te ayuden a financiarlo. No vamos a entrar en más detalle ya que podríamos hablar sobre esto durante horas, pero cada vez son más numerosos los títulos que se lanzan a través de este sistema de financiación, logrando impulsos económicos de varios millones de euros. Te dejo con una breve lista de las herramientas de crowdfunding más conocidas actualmente:

 

Business Angels

En este caso, hablamos de inversores profesionales que se dedican, a grandes rasgos, a buscar nuevas empresas y emprendedores con talento así como nuevos proyectos destacables en los que invertir (en ocasiones grandes sumas de dinero) con el objetivo de sacarlos adelante y obtener beneficios a medio plazo. La mayoría de los “Business Angels” son mentores o “coaches” que conocen perfectamente el mercado y por los que conviene dejarse guiar, ofreciéndoles a cambio un porcentaje de la compañía a través de una pequeña participación como socio. Por suerte, en España contamos con importantes personalidades y empresas de capital riesgo dispuestas a invertir en el desarrollo de videojuegos y a impulsar nuevos estudios, por lo que no dudes en informarte al respecto para poder presentarles tu propuesta.

giving_money

 

Publishers

Ya comentamos en entradas anteriores la posibilidad de presentar vuestro proyecto a un publisher para que se encargue de financiarlo y lanzarlo. Es complicado ya que son muchas las propuestas que llegan a estas empresas, pero considero que es algo que deberías intentar para que os conozcan y puedan valorar la posibilidad, al menos. En caso de que te plantees esta opción, será vital que conozcas la empresa y le ofrezcas algo diferente que pueda servir de gancho. Para seguir haciendo más de lo mismo las compañías ya cuentan con sus propios estudios de desarrollo, así que plantéate una presentación fresca y la posibilidad de tener que adaptar un poco tu juego en caso de que las negociaciones sigan adelante. Del mismo modo, plantéate la opción de registrar la propiedad del juego antes de ceder completamente los derechos a ningún publisher

Podríamos decir que, a grandes rasgos, estas son las principales vías de financiación para un pequeño estudio de desarrollo. Como consejo, no perdáis vuestra identidad y luchar por vuestro proyecto todo lo que podáis, ya que nadie más lo hará. Creer en vosotros por encima de lo que puedan creer los demás, no deis nada por sentado y pensar que, con esfuerzo, dedicación, ilusión y trabajo, todo es posible en este sector. ¡A por todas!

 

Acerca del autor

Jon Llaguno

Profesional de la comunicación y el marketing estratégico en el sector de los videojuegos, el ocio electrónico y los esports. También me gustan las películas de superhéroes, cocinar de vez en cuando y gritar "¡BANZAI!" cuando estoy solo.

1 comentario

Venga, anímate y deja un comentario ;)