Las mejores empresas de todos los tiempos

Las mejores empresas de todos los tiempos

La verdad es que tengo muy poca vergüenza… Hace más de dos meses y medio desde la última entrada y no me he dignado a pasarme por aquí, así que te pido disculpas si eres uno de los 4 lectores asiduos del blog. Te diría que no me apetecía, pero sinceramente he estado totalmente volcado en temas laborales y apenas me ha quedado tiempo para pensar en varias ideas que añadir poco a poco al blog.

De hecho, hoy quiero compartir contigo un pequeño secreto que seguramente no conozcas ya que no me suena haberlo mencionado por aquí… No soy de comentar todos mis proyectos en el blog (vale, esto es mentira…) aunque en ocasiones merece la pena compartir las ideas y propuestas aunque sea solo por el objetivo de sacarlo de la cabeza y confiar en obtener ese valioso feedback que dais los lectores. Vale, segunda mentira… Normalmente la gente no deja comentarios en este blog, pero la ilusión no me la quita nadie 😉

El caso es que llevo ya unos años metido en varias startups que para mí son las mejores empresas de todos los tiempos. No porque yo esté involucrado, que también, si no por los motivos que te voy a ir comentando y que prefiero que conozcas antes de entrar en valoraciones. Hace tiempo que mi vida procesional fue encaminándose al emprendimiento y la vinculación con startups y empresas de nueva creación y base tecnológica, por lo que seguramente no estarás sorprendido por esto que te cuento… Pero sí, llevo algo más de cuatro años trabajando en dos pequeñas empresas que la gente no conoce. Voy a ir al turrón, que me lío yo solo y no termino nunca…

 

Los orígenes del emprendimiento

Como digo muchas veces, todos llevamos dentro un emprendedor deseando encontrar el momento adecuado para lanzarse a la aventura. Solo necesitamos un poco de voluntad para emprender y un pequeño empujoncito que nos ayude a dar el paso. Tanto si has montado varias empresas como si no tienes ningún tipo de experiencia empresarial, todo comienza con una chispa. Una sola chispa, que prende una mecha dentro de nosotros que ya resulta imposible de apagar. Si estás sonriendo es que sabes de lo que te hablo…

En ocasiones la idea de montar una empresa nos lleva meses o incluso años rondando la cabeza pero, otras veces, basta un solo segundo para tener una idea brillante que nos cambie todo por dentro. Pues nada más lejos de la realidad y así fue como nació la primera de las empresas de las que te hablo. Casi sin quererlo, la pequeña startup surgió tan fácilmente como surge una idea; sin buscarla. Sencillamente apareció y tuve claro que era algo por lo que merecía la pena apostar, así que no dudé ni un solo segundo y era algo que, sinceramente, me apetecía más de lo que imaginaba.

En el caso de la segunda empresa, con la que llevo menos tiempo pero que se está haciendo muy intenso (poco más de dos años, así que digamos que todavía está en pañales…), tenía las ideas más claras de lo que me gustaría hacer con mi vida profesional aunque también surgió como algo inesperado y, casi como que no quiere la cosa, nació una oportunidad vital que muchas veces me roba más tiempo del que dispongo. Así que, a grandes rasgos, podría decir que estas dos pequeñas empresas son más fruto del destino que de una gran planificación y, como sabes, muchas veces las mejores alegrías que nos depara la vida surgen de este modo.

 

La importancia de formar parte del equipo adecuado

Convendrás conmigo en que estamos cansados de escuchas las típicas frases de gurús del emprendimiento como “si tu equipo no funciona sin ti, no tienes un equipo” y cosas así, ¿verdad? Pues estoy totalmente de acuerdo en que el equipo del que formes parte lo es absolutamente todo para el éxito empresarial. En las mejores empresas la motivación contínua, la toma de decisiones en equipo, la reciprocidad, el apoyo o una visión conjunta sobre la empresa y cómo darle forma son pilares básicos y esenciales de un buen equipo. También es cierto que es mejor ser pocos y bien avenidos, ya que los grandes equipos de personas son difíciles de gestionar y complican mucho la toma de decisiones, por lo que es importante establecer jerarquías, definir los modelos de actuación, planificar la gestión de crisis y complementarse por el bien de la empresa en todo momento.

En mi caso, gracias al mismo destino que comentaba antes y a una pizca de ganas por parte de todos, estoy encantado de poder decir que nuestras empresas cuentan con el mejor equipo del mundo. Tanto la primera empresa como la segunda cuentan con el mismo equipo por aquello de dar continuidad y no cambiar lo que ya funciona, así que tenemos una CEO que normalmente toma las decisiones y establece las pautas de actuación, mientras que yo apoyo en la toma de decisiones y asesoro en lo posible ya que así lo hemos establecido. El resto de colaboradores y personal especializado forman una gran familia en la que contamos con profesionales con amplia experiencia de quienes podemos aprender mucho, además de jóvenes impetuosos con ganas de comerse el mundo y llevar las pequeñas startups al fin del mundo. Lo normal, vaya… Y no veas lo bien que se siente uno al verles trabajar en equipo y que todos buscan lo mejor para las empresas.

 

El Equipo A

 

Planifica, diseña, produce y optimiza

Como te comentaba, la fase previa de planificación empresarial nos la saltamos a la torera aunque sí tuvimos una fase posterior de planificación al milímetro de todo lo relacionado con la primera empresa. Para bien o para mal, contamos con una CEO muy metódica y perfeccionista, por lo que la fase de planificación tiene un gran valor para ella y, sinceramente, a mi me facilita mucho el trabajo. Aunque te pueda parecer una tontería, la planificación es uno de los elementos básicos para que tu empresa funcione bien y vaya creciendo al ritmo estimado. Si planificas adecuadamente podrás saber si algo no va como corresponde o si te estás saliendo de la idea inicial que tenías hace algún tiempo, lo que te ofrece una perspectiva y un modelo sobre el que comparar entre ideal y real que aporta mucho valor al día a día de la empresa. Si para la primera empresa esta fase fue vital, para la segunda lo simplificamos mucho más, tomando como referencia precisamente la planificación anterior y también por el hecho de que la primera empresa apenas dejaba mucho tiempo para trabajar en la segunda…

En cuanto al diseño y la producción, quien me conoce sabe que como diseñador no valgo nada… Tuve la infinita suerte de que precisamente nuestra CEO se hizo cargo de toda la fase de diseño y producción ya que era más una tarea que le correspondía a ella. Debo admitir que yo solamente hice una pequeña aportación a la fase de diseño mientras que para la producción dejé que el proceso siguiera su curso, sin entrometerme más allá que para lo que se necesitase de mi. Creo que si no puedes aportar en algo, es mejor quedarte a un lado y no molestar.

Y ahora nos encontramos precisamente en la fase de moldeo del producto, adaptación al mercado y optimización constante del resultado gracias a las métricas y feedback que vamos obteniendo. Obviamente, la empresa más “antigua” cuenta con un mayor recorrido y resulta más sencillo optimizar algunas tareas, mientras que la más “nueva” se encuentra todavía en proceso de definición de producto en muchos aspectos y resulta mucho más complicado de medir y optimizar… Eso sí; estaré encantado de ir contando los avances poco a poco y ayudaros con vuestras empresas en lo posible.

 

 

Fase de Incubación y posible Exit

En el mundillo de las startups se habla de fases o etapas, como pueden ser la incubación o la aceleración, en las que se encuentra un proyecto empresarial dependiendo de su grado de “madurez”. En nuestro caso, como tengo la suerte de trabajar desde casa y he pasado por varios proyectos empresariales en diferentes momentos de su ciclo vital, decidimos que no era necesario acudir a ningún lugar a “incubar” ninguna de las empresas y, de hecho, ha sido una decisión más que acertada. Digamos que le hemos tomado el pulso a la empresa hasta el punto de poder replicar algunos elementos de éxito de la primera a la segunda empresa, lo que en un entorno de incubación o aceleración no habría sido posible dadas las particularidades del proceso en el que nos encontramos.

Debo decir que no he hecho todos los deberes que me corresponden como uno de los responsables por falta de tiempo y dedicación, ya que apenas contamos con Plan de Empresa, Plan de Marketing y ni siquiera hemos hecho una valoración económica de ninguna de las startups ya que no nos basamos en el modelo estandarizado de búsqueda de exit. El exit llegará con el tiempo de manera natural, pero no es algo que ahora mismo me preocupe y creo que, de hecho, es una preocupación exagerada que muchos emprendedores deberían quitarse de la cabeza. Céntrate en que tu empresa funcione y crezca de manera orgánica y saludable, que ya llegará el momento del exit y seguramente después eches en falta trabajar en esa empresa…

De lo que sí te puedo hablar brevemente es del modelo financiero, ya que, como viene siendo habitual en las startups cuando adquieren cierto momento de su desarrollo, hemos contado con una fase de inversión FFF y de integración de mentores que nos han apoyado en todas las decisiones empresariales. En este sentido, tenemos la suerte de contar con mentores más experimentados que se preocupan en invertir directamente en las dos pequeñas empresas “para que no les falte de nada”, como dicen ellos.

 

No quiero aburrirte más con esto de las mejores empresas de todos los tiempos y seguramente lleves ya unas cuantas líneas preguntándote cómo se llaman mis startups para buscarlas rápidamente en Google… Pues verás; se llaman Nicole y Liam y no hace falta que los busques pon ningún lado, que de hecho se esconden cada vez que llego a casa para darme un susto… Son lo más importante que me ha dado la vida. Las personitas que hacen que tenga sentido levantarme cada mañana y las que han motivado que pueda decirte lo que espero que me digan en un par de días: FELIZ DÍA DEL PADRE 🙂

 


¡SUSCRIBETE PARA LLEVARTE UN APLAUSO!
No tenemos presupuesto para mandarte un premio, pero no veas lo bien que sienta un caluroso aplauso de bienvenida.

No mandamos spam ni publicidad, solo un resumen de las entradas de la semana.

Acerca del Autor

Profesional del mundo de la comunicación especializado en márketing de videojuegos. Director en Marketing de Videojuegos, gestor de proyectos, bloguero, conferenciante, formador y profesional del sector del ocio electrónico. Cada día supone la posibilidad de aprender algo nuevo, mejorar la industria y crecer personal y profesionalmente.

Number of Entries : 82

© 2013 Marketing de Videojuegos

Scroll to top